Destacado

Es Increíble

Sé que no fue cuestión de que te doliera mi partida; sino cuestión de que ya te había perdido.

Anuncios